Francisco Toledo está altamente reconocido como el artista viviente más importante de México. Su trabajo se caracteriza por su feroz erotísmo y por la unión de lo humano con el mundo animal. A pesar de la excepcional importancia de Toledo como artista, ha sido difícil para el público admirar su obra debido al poco interes del artista en promover su arte; solamente los coleccionistas motivados y los curadores han tenido la oportunidad de ver su obra.
 

Toledo llegó a Los Angeles en agosto de 2001 con la intención de pintar durante un año. Apesar del disturbio causado después de septiembre 11, y del elevado racismo dentro de los Estados Unidos, Toledo se quedó en Los Angeles y creó una serie de obras las cuales forman la base de la exhibición actual. PINTURAS RECIENTES DE FRANCISCO TOLEDO es su primera exhibición individual de nuevas pinturas en más de una década. Como tal, representa una rara oportunidad para el público expecatador de su arte.
 

Una de las obras más dramáticas de esta colección es Bat Ikat. Esta muestra a un murciélago a media altura, volando a través de una tierra roja brillante la cual sugiere tanto el diseño del los textiles asiáticos tradicionales como las flamas de un fuego furioso. Este cuadro fue pintado durante los meses después de septiembre 11, Bat Ikat evoca una visión de catástrofe a la vez contemporánea y primordial.
 

En un grupo interesante de sus cinco obras recientes, Toledo esparce oleo y encáustico sobre paneles de madera tratadas con gesso, un material tipo yeso. Luego entalla sobre la superficie de la pintura para que sobresalga la luminosidad de la capa inferior de gesso. Como resultado se crean líneas incisas delicadas y agresivas que al mismo tiempo sugieren una herida y una sutura de la superficie de la obra. Algunas de esta obras como Murciélago Enojado y Peces y Camarones están dentro de los logros más admirables de la carrera del artista.
 

Toledo continuamente se reta para encontrar nuevas maneras de expresarse. En el pasado, usaba arena como método para crear textura en sus oleos. En su nueva obra se rehusa a usar arena. Ahora utiliza un método minimalísta con pigmentos lavados finos y delicados. El resultado es una sutil transparencia como pintura de agua. Obras tales como Tortuga Con Lluvia de Huevos y Cangrejo Viejo ejemplifican este acercamiento modesto.
 

Francisco Toledo tuvo su primera exhibición a la edad de 21 años en el Musée d’Art Moderne de Paris. Ha exhibido obra en muchos de los grandes museos del mundo incluso en el Schirn Kunsthalle de Frankfurt, Centre Georges Pompidou, Musée National d’Art Moderne de Paris y el Museum of Modern Art de Nueva York. En el año 2000 Toledo recibió retrospectivas en la Whitechapel Art Gallery de Londres y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

 

Obras

Francisco-Toledo-Cangrejo-viejo
Francisco_Toledo
Back to Top